sábado, 17 de diciembre de 2016

Entrevista a Francisco Ortiz Lozano en la revista "Guadalpyme" de Álora, sobre "España vieja patria" y otros libros

A través del profesor Tomás Salas, articulista y promotor de actividades y eventos culturales, la revista "Guadalpyme", de Álora, ha publicado en su último número una entrevista, en la que tuve oportunidad de manifestar mis impresiones sobre mis libros, como "España vieja patria", y también sobre el momento histórico que vivimos.

Quiero agradecer públicamente los comentarios tan cariñosos que Tomás Salas vierte en el preámbulo de la entrevista, y mostrar mi satisfacción por su reconocimiento hacia mi obra y hacia mi persona.

La entrevista puede leerse directamente, en la página de origen, pinchando en este enlace (o seleccionando dicho enlace, pinchando con el botón derecho y pulsando "abrir enlace"):

http://guadalpyme.es/francisco-ortiz-lozano-pasion-la-historia/



sábado, 17 de septiembre de 2016

Arturo Pérez-Reverte, "España vieja patria"

En diciembre envié un ejemplar de mi "España vieja patria", entre otros, al escritor Arturo Pérez-Reverte. Y el 25 de junio pasado me contestó con unas líneas, en las que manifiesta que lo ha leído y que lo ha incluido en su biblioteca, sin otra valoración ni comentario.



Por esto último, y aparentemente, podría entenderse desdén o que no ha sido de su agrado. Quizá. Pero hay que tener en cuenta, como es sabido, que Pérez-Reverte recibe a diario decenas de cartas por correo, envíos por e-mail y mensajes de twiter o por otros medios de internet. También me consta que le envían centenas de libros, continuamente. Así que, me quedo con lo positivo:

1) Que lo ha leído y que lo ha hecho con placer e interés.
2) Que lo incluye en su biblioteca de consulta, porque así lo "merece".
3) Que al menos ha tenido la educación de contestar, algo que, antes que él, solamente el rey había hecho.


Libro "España vieja patria": comentarios recibidos hasta la fecha

Hasta el día de hoy, recuerdo estas opiniones sobre el libro "España vieja patria".







18-12-2015
Rafael Sánchez Saus
Historiador, ex-rector, ex-decano; Sevilla:
"En 'España vieja patria' se estudia la nación con más vieja conciencia de serlo en Europa, la que por ello nunca tuvo necesidad de hacer ostentación de su singularidad. No es un libro de ocasión, urgido por estrategias editoriales o conveniencias académicas, sino un sólido volumen de 820 páginas, en las que el lector encuentra los hechos, documentos y razones que aseveran la antiquísima realidad de España".

18-12-2015
José Berdugo Romero
 Licenciado en Historia y en Derecho, doctorando en Prehistoria, académico de la Real de Historia de Antequera; Teba (Málaga):
"En 'España vieja patria' el autor esgrime una colosal batería de fuentes, que, desde los clásicos grecorromanos, pasando por los grandes sabios de la Hispania visigoda y por las múltiples crónicas medievales, evidencian lo obvio: la existencia de una comunidad ancestral de probado abolengo. Y lo hace con un manejo historiográfico y filológico propio de los más consumados especialistas, traduciendo directamente la lingua mater. No es una obra fruto de alguien anclado en un supuesto nacionalismo español, antivasco o anticatalán. Nada más lejos de la realidad. 'España vieja patria' es una loa a lo que nos une, desde el profundo respeto, conocimiento y amor a los idiomas, costumbres, peculiaridades y culturas de nuestros compatriotas vascos y catalanes, tan hispanos (o probablemente más) que cualesquiera otros habitantes de la piel de toro".

29-12-2015
"Unknown":
"Este autor impregna su libro de un toque docente, que hace agradable la lectura, a la par que fáciles de asimilar, de los textos históricos más complejos. Un tratado histórico que yo pondría en una cápsula del tiempo, para las generaciones venideras, por si en los desvanes del futuro se perdiera la esencia y la historia de este país, al que algunos todavía seguimos llamando patria".

 1-4-2016
Juan Benítez Belgrano:
"El trabajo de investigación realizado por Francisco Ortiz Lozano es de una gran calidad. Nos encontramos con una obra de gran calidad, que permanecerá en el tiempo y que aborda los temas con la profundidad propia de los libros especializados. Su capacidad para desarrollar los temas, junto con una racional cronología, hacen del libro una obra de consulta muy necesaria".

1-4-2016
Mariano Ledesma Hidalgo
Licenciado en Derecho, abogado; Málaga:
"Estoy conociendo cosas que jamás leí en ningún otro libro. Mi admiración hacia el autor va in crescendo, pese a reconocer que no es un libro para distraerse, sino para aprender. La bibliografía es apabullante".

3-4-2016
Pedro Luis Gómez Carmona
Periodista, ex-subdirector del diario "Sur"; Málaga:
"Ortiz utiliza un apabullante repertorio documental, de fuentes y crónicas antiguas y medievales, que se presentan al lector en forma bilingüe, con cuidadas traducciones al castellano y redacciones originales en latín e incluso en catalán medieval, lo que sin duda hace más atractivo aun si cabe este libro. Debería ser un regalo para los políticos patrios, especialmente para aquellos que quieren romper en mil pedazos lo que, aparte de ser una construcción de muchos siglos, es un sentimiento y un orgullo para millones de personas: España".

4-4-2016
"Dutronika":
"Un libro que, con apabullantes argumentos y textos extraídos de las crónicas, entra a fondo, persigue y consigue dejar absolutamente nítido que el origen y la esencia de España es milenario, y que los aires disgregadores son de cuño más reciente y están basados en ensoñaciones, en la distorsión de la historia y en la más burda manipulación".

19-4-2016
Eduardo López Pascual
Profesor, Cieza (Murcia):
(Su magistral intervención fue expuesta oralmente en el acto celebrado en dicha localidad, aunque no cuento con copia escrita.)

19-4-2016
Manuel Parra Celaya
Profesor; Barcelona:
"Francisco Ortiz Lozano nos ofrece a los catalanes y a todos los españoles una joya en forma de libro: ‘España vieja patria’, donde se puede observar, no sólo su fecunda labor como historiador, sino el amor y el dolor de España. Es un libro incómodo para la corrección política nacionalista o entreguista, (que intenta paliar) el cuestionamiento que tiene lugar entre los españolitos de a pie, a quienes se les ha hurtado nuestra propia historia desde las aulas escolares, con la ocultación, desprestigio, tergiversación, manipulación y visiones sesgadas y localistas. Así, los jóvenes –y una gran parte del pueblo español- son completamente analfabetos en historia; y los mayores, muchos de nosotros acaso, la hemos olvidado. Cada afirmación del libro viene sustentada, a pie de página, por el documento correspondiente. Que nadie espere encontrar un enfoque de exaltación patriotera, a la manera del supuesto nacionalismo español decimonónico, tan contrario a la propia esencia española. Si Ortiz derriba los mitos secesionistas de forma documentada, también derriba las visiones que han puesto un españolismo folclórico por encima de la españolidad".

28-6-2016
Justo Sánchez Arévalo
Torrox (Málaga):
"La obra la catalogo de magnífico tratado de la ciencia histórica, con el título inolvidable de 'España vieja patria'. Tan descomunal obra me ha sorprendido, pero era lo que buscaba. No comprendía el menosprecio de la sociedad hacia nuestro mundo y nuestra cultura. Pensaba que había que concretar; es decir, poner en su sitio de dónde venimos y quiénes somos los españoles, para proyectarnos mejor hacia el futuro, no cometiendo los errores del pasado ni del presente. El epílogo me parece magistral y precioso; se lee como una ensoñación. En cuanto al simbolismo del Toro, todo queda dicho en el libro. Nada que añadir. Más bien mostrar la necesidad de declarar el rito patrimonio inmaterial de la humanidad".

30-7-2016
Pedro Diego Gil López
Poeta, escritor; Cieza (Murcia):
"Acabo de terminar de leer su obra 'España, vieja patria', y me parece magnífica. Como siempre, la realidad supera a la ficción. Aseveraciones como que los vascos son los hispanos más auténticos, reducto de lo que fueron las tradiciones iberas, están perfectamente argumentadas. Creo que su 'España, vieja patria', será una obra de referencia para todos los que estimamos la verdad. La he leído con verdadero interés. Hay un desconocimiento generalizado de nuestra historia; se ignora, se manipula y se malinterpreta. Gracias a su libro se descubren las fuentes del pasado. Su labor divulgativa no tiene precio".

Opinión del escritor Pedro Diego Gil López sobre el libro "España vieja patria"

Pedro Diego Gil López, poeta y escritor de Cieza (Murcia), cuyas referencias pueden verse en la contraportada de su libro "El pergamino de Shamat", me remitió (el 30/7/2016) esta opinión sobre mi "España vieja patria":

"Acabo de terminar de leer su obra 'España, vieja patria', y me parece magnífica. Como siempre, la realidad supera a la ficción. Aseveraciones como que los vascos son los hispanos más auténticos, reducto de lo que fueron las tradiciones iberas, están perfectamente argumentadas. Creo que su 'España, vieja patria', será una obra de referencia para todos los que estimamos la verdad. La he leído con verdadero interés. Hay un desconocimiento generalizado de nuestra historia; se ignora, se manipula y se malinterpreta. Gracias a su libro se descubren las fuentes del pasado. Su labor divulgativa no tiene precio".







Cierta sensación de amargor: la invisibilidad de mi libro "España vieja patria"


Pasados nueve meses de la publicación de mi libro "España vieja patria", no puedo evitar cierta amargura, en cuanto a su difusión y conocimiento por parte del público lector de historia y del lector interesado por la vigencia de España como patria y como proyecto.



La clave está en el grave momento que vive España, en cuanto a su concepción como patria antiquísima, en cuanto a su desconocida historia y en cuanto a las nefastas fuerzas políticas que corroen su bimilenaria unidad. Y en el ninguneo de un libro que podría paliar en parte, al menos en una mínima parte, ese dislate.

Los documentos originales que rescato en mi "España vieja patria" son de una elocuencia y de una prolijidad tales, que yo pensaba que el libro iba a ser recibido con ilusión y afán de saber por parte del mundo de la historiografía, del mundo de los medios de comunicación, del mundo de los indignados, en la encrucijada en que se encuentra España, agredida y atacada cada vez más peligrosamente, e indolentemente, por el golpismo secesionista. Yo pensaba que iban a darle mejor acogida y facilitarle cierta difusión y propaganda. ¡No por mí ni por mi libro, sino por la urgente necesidad de que lo que en él se contiene sea conocido por tantos españoles, de buenos y patrióticos propósitos, pero tan desasistidos de ese conocimiento histórico! Lo dijo muy claro el catedrático de Historia Medieval, ex-rector y ex-decano Rafael Sánchez Saus, cuando manifestó que si este libro, en vez de escribirlo Francisco Ortiz, tan desconocido (y aclarando "¡Y digo exactamente este mismo libro, tal y como está escrito, sin cambiarle una coma!"), lo hubiera publicado cualquier autor de renombre, entonces cubriría los anaqueles de todas las librerías y habría tenido un enorme éxito.

Su difusión por las librerías no ha sido general: en la inmensa mayoría de ellas está ausente (sólo se ofrece por catálogo). Y no sé por qué ha hecho poca gracia. Y en las librerías en las que está, salvo honrosas excepciones (como la librería Quesada de El Escorial, la de Guareña o la librería Hermanos Sánchez, del barrio malagueño de la Cruz de Humilladero), le han sido negados los escaparates (ni siquiera lo han querido exponer ni una semana ni un solo día) y se encuentra en vitrinas casi siempre escondidas. ¿Miedo, escrúpulos, suposición de que se trata de algo políticamente incorrecto, a pesar de ser, como es, un libro de historia pura?

Lo que es evidente es que si el libro no se ve, ¡¿cómo va a venderse?!

Y que si el potencial lector no sabe que existe, ¡¿cómo va a comprarlo?!

A pesar de haber sido remitido a la mayoría de los medios de comunicación (un ejemplar, fotos, glosa...), salvo el artículo de Sánchez Saus en algunos diarios andaluces, anunciando previamente su salida y salvo la acertadísima alusión de Pedro Luis Gómez en "Sur" (que tanto agradezco), sólo el más cruel de los silencios ha caído sobre él. Ni siquiera los diarios, revistas y radios que supuestamente habríamos podido creer defensores de la unidad de España han tenido ni la más mínima educación de acusar recibo. Silencio absoluto.

Económicamente hablando, sólo me queda el consuelo de haber recuperado los varios miles de euros que hube de adelantar a la editorial, como aval, por gastos de impresión, edición y distribución. Por supuesto, mi trabajo de años, de consultas, viajes, estudio y redacción, por ahora es gratuito. Pero insisto: aparte de lo económico, lo triste es que una obra así, crucial como réplica contundente a las poderosas fuerzas descuartizadoras de la unidad de España, permanezca en el silencio.

Y que nadie se sienta obligado o en compromiso alguno. La llamada va dirigida sólo y exclusivamente a los medios de comunicación, a los distribuidores, a los libreros, al experimentado lector de historia y al lector comprometido con la idea de patria.

Fallece el duque de Medinaceli, que asistió a la presentación de mi libro "España vieja patria" en Sevilla

Hace unas semanas falleció Marco de Hohenlohe Medina, duque de Medinaceli, de cuya asistencia a la presentación de mi libro "España vieja patria", en primera fila, en Sevilla, en el pasado mes de abril, me sentí tan honrado (ver una entrada, algo más abajo en este blog).

Al funeral ha asistido nuestro rey, Felipe VI, con el que guardaba entrañable amistad.


 Don Marco era un importante hombre del mundo de la cultura, por su promoción del arte y del patrimonio, además de un destacado ejemplo de la nobleza española, tan ligada a la historia de nuestra patria.

Adjunto dos enlaces (a "ABC" y a "Hola"), con la noticia. 

http://www.abc.es/estilo/gente/abci-felipe-preside-emotivo-funeral-memoria-duque-medinaceli-201609070838_noticia.html

http://www.hola.com/realeza/casa_espanola/2016090788192/rey-funeral-duque-medinaceli/
 

Justo Sánchez Arévalo y el libro "España vieja patria"

UN EMOTIVO RECONOCIMIENTO PARA MI LIBRO "ESPAÑA VIEJA PATRIA". UN EMPUJÓN MUY NECESARIO POR PARTE DE JUSTO SÁNCHEZ ARÉVALO




Algunas opiniones -escasas, pero agradecidísimas por mi parte- me han ido llegando sobre mi libro "España vieja patria". Hoy quiero hacer pública la que se puede calificar de inmerecido -casi- homenaje, que me dedica el artista Justo Sánchez Arévalo, al que otras veces me he referido.

No contento con expresar su opinión -una opinión que es toda una epístola literaria de seis folios-, me regala un libro que él relaciona y empareja al mío, y, por si fuera poco, me dedica, compartido con Félix Rodríguez de la Fuente, su último álbum musical.

Con el libro no ha podido tener más acierto: "Los reyes del Grial"; un estudio histórico y documentadísimo sobre los avatares que siguió, siglo a siglo, civilización a civilización, el cáliz tenido por el de Cristo por parte de la primera comunidad cristiana de Jerusalén, y que acabó en manos de la infanta Urraca de León, depositándose en el monasterio de San Isidoro de León en el año 1063. Curiosamente, el libro está escrito por la historiadora Margarita Cecilia Torres-Sevilla Quiñones de León, de la que cito datos genealógicos medievales en otro de mis libros, "Historia medieval de la tierra de Málaga. Musulmanes y cristianos en el valle de Ardales". El libro del Grial me lo zampé en pocos días; en él he escrito: "Regalómelo Justo Sánchez Arévalo a 28-6-2016. Comencélo a leer a 8-7-2016. Terminélo y mucho gustóme a 15-7-2016". 

Cuando escribí el "España vieja patria", yo no tenía el dato que el libro "Los reyes del Grial" recoge de Wolfram von Eschenbach, un autor medieval que escribe en el año 1207 su obra "Parzival". Eschenbach se basaba en Kyot de Provins, de hacia 1195, confirmando lo demostrado ahora documentalmente (de fidedignas fuentes árabes) por Margarita Torres-Sevilla: que el cáliz de ágata de Cristo llegó a manos del "rex Hispaniae" (Fernando I) gracias a un primo suyo (Parzival) ("Daz maere uart do iamerlich von uazzer uurden diu ougen rich dem uerden Spânôle"). Aun antes, hacia 1180, es decir, un siglo después de los hechos, el francés Chrétien de Troyes, escribiendo en verso sobre algo ya deformado por la transmisión oral, acierta de pleno en el fondo de la verdad, e identifica a Fernando I como el rey Titurel, "de la estirpe de los reyes de Hispania" (de los antiguos reyes godos de Hispania), y a sus hijos Sancho (II) como Frimutel, y Alfonso (VI) como Anfortas. Unos datos interesantísimos, que de haberlos yo conocido a tiempo, los hubiera incluido, con todo honor, en mi "España vieja patria".

En las fotos se ve el cáliz de ágata traído de Oriente antes de 1063, y el cáliz recompuesto, con su pie, estructura de plata y engarces de piedras preciosas, con que lo revistió la infanta Urraca, más esta inscripción en latín: "IN NOMINE D(omini). VRRACA FREDINA(n)DI" ("En nombre del Señor, Urraca -hija de-Fernando").


El disco "Septimana Terra Dies", de Justo Sánchez Arévalo, lo he disfrutado, a pesar de mis extrañas antipatías musicales. Mi mujer, Lola, lo piropea más que yo, por relajante y propiciador de la paz y el trabajo. Pero mi sorpresa es cuando leo su reseña:

"Este disco está dedicado en su totalidad a Francisco Ortiz Lozano y al gran Félix Rodríguez de la Fuente. Paco me conectó físicamente con la naturaleza cada fin de semana (...). Ambos fueron influyentes en mi espíritu joven (...). Ambos estuvieron en mi vida en el momento justo".

Como puede notarse, algo abrumador. Por un lado, la sensación de que uno no es para tanto. Por otro, la inmensa dicha y felicidad de que la educación que se esforzó durante tantos años en transmitir, para empapar con ella a la infancia y a la juventud, no cayeron en saco roto ni se esfumaron como la escasísima humedad del aire tórrido de este seco verano malagueño. Educar y revestir de valores ¡¡¡sirve para algo!!! Para algo muy bueno.

En cuanto a su epístola-opinión de mi libro, aún más abrumado me siento. ¡Y qué falta le hace a España -y también al desdichadamente desconocido libro; a España sobre todo- un empujón, un soplo de brisa fuerte como el que da Justo! Para que se conozca y, principalmente, para que el concepto de España, de unidad de España y el proyecto de España, cara al futuro, consiga ilusionar a un pueblo desmoralizado; desenmascarando, de paso, a tanto apátrida, a tanto renegado y a tanto guerracivilista como anda corroyendo por ahí, con ese afán descuartizador.

De la epístola de Justo, redactada graciosamente a modo de texto medieval, como los auténticos documentos que inserto en mi "España vieja patria", entresaco estos fragmentos:

"Loa al magister don Francisco de Ortiz y Lozano.
'Aquesta loa va dedicada a su figura por dos motivos, que son nucleares en mi vida: el primero, por sus enseñanzas en los montes, en los campos, de día, de noche, en grupo o en solitario; y el segundo, por el inmenso libro que acaba de escribir de su punno y letra, porque (...) tal hecho a mí me parece inmensa y gruesa gesta.
'La obra la catalogo de magnífico tratado de la sciencia e storia con el título inolvidable de 'Spannia vieja patria' (...)
'Tan descomunal obra me ha sorprendido. Pero era lo que buscaba. No comprendía el menosprecio de la sociedad hacia nuestro mundo y nuestra cultura. Pensaba que había que concretar; es decir, poner en su sitio de dónde venimos y quiénes somos los españoles, para proyectarnos mejor hacia el futuro, no cometiendo los errores del pasado ni del presente (...).
'En este largo camino que durante treinta siglos llevamos andado, aún no nos conocemos (...).
'Me han gustado mucho los capítulos sobre Pelayo, sobre Alfonso X el Sabio y, cómo no, sobre Sancho III de Pamplona (...). El epílogo me parece magistral y precioso, que se lee como una ensoñación (...).
'Especial interés me ha causado la parte relacionada con San Isidoro y, por supuesto, con doña Urraca (...).
'En cuanto al simbolismo del Toro, todo queda dicho en el libro. Nada que añadir. Más bien mostrar la necesidad de declarar el rito patrimonio inmaterial de la humanidad (...).
'Y otra sugerencia que hacer te tengo: nuestro rey Felipe VI debe conocer y estar informado de tu magistral obra
".

Y se despide con fecha en latín, emulando mi libro.

Por mi parte, sólo tengo que añadirte, amigo Justo, que el rey recibió el libro, que también envié a otros quince organismos culturales y a los principales medios de comunicación -de todo pelaje- a lo largo y ancho de nuestra patria. Y que de todos esos destinatarios, el rey de España fue el único que se dignó contestarme, con afable carta, incluso comentando algo del libro (bueno, ahora, después, también me ha contestado Arturo Pérez-Reverte). Todo un orgullo para mí. Con la respuesta de Felipe VI, no me importa que ningún otro, entre los demás, se molestara siquiera de acusar recibo del libro.

En las fotos, Justo conmigo en la presentación de Málaga (diciembre pasado), dedicatoria de su disco, y algo sobre el libro "Los reyes del Grial", con el cáliz de ágata de la comunidad cristiana primitiva de Jerusalén, más los adornos que en el año 1063 le añadió la infanta Urraca de las Hispanias.








jueves, 7 de julio de 2016

INTERVENCIÓN DEL CATEDRÁTICO RAFAEL SÁNCHEZ SAUS EN LA PRESENTACIÓN DE MI LIBRO "ESPAÑA VIEJA PATRIA" EN SEVILLA, 29-ABRIL-2016

Lleno de orgullo, comparto la intervención del insigne catedrático de Historia de la Universidad de Cádiz Rafael Sánchez Saus (quien fue además rector de la Universidad San Pablo CEU de Madrid y decano de la Facultad en Cádiz).
La grabación es incompleta y acaba en medio de mi intervención. Habla al principio el profesor, escritor y poeta Javier Compás. Y seguidamente, Sánchez Saus, que se refiere a mí y, muy satisfactoriamente, a Ardales y a Bobastro, sin dudar al afirmar que está convencido de que Ardales es el pueblo más historiado, más estudiado, de España.
Yo os invito, sobre todo a escuchar la intervención de éste, que va desde el minuto 3:16 hasta el 18:15. Y especialmente el lapsus 15:05 a 16:17, cuando dice más o menos de mí que he "volcado el dolor de España en una reivindicación de España", en forma de un libro "que tendría que estar en la casa de todo buen español". Pero sobre todo cuando dice:
"Si esta obra, en vez de hacerla -hay que decirlo con toda naturalidad- un señor que es maestro en un pueblo de la provincia de Málaga, la hubiese hecho uno de los grandes popes de la historia o un académico, este libro estaría ocupando -¡este mismo libro, digo exactamente este mismo libro!-, estaría ocupando hoy los anaqueles de todas las librerías y de todos los puntos de venta en España, y habría sido el bombazo que sin duda merece ser".
Se puede ver el vídeo poniendo en youtube simplemente "España vieja patria". O bien pinchando en este enlace:

https://www.youtube.com/watch?v=gYpzzdgRABc
 

lunes, 16 de mayo de 2016

Últimos ejemplares del libro "Bobastro" en existencias

Se pone en conocimiento de todos los lectores interesados que solamente quedan en existencias 5 ejemplares del libro "Bobastro, la ciudad de la perdición" (tomo 2º de la historia de Ardales).


 El libro "Bobastro" fue publicado en el año 2010; tiene 787 páginas a todo color, con 55 mapas y 384 fotografías y otras ilustraciones; su precio es de 38 euros.
 Además de los citados 5 ejemplares nuevos, hay otros tantos a mitad de precio (19 euros) por presentar alguna decoloración en la portada, al haber estado expuestos en escaparates, o por manipulación o pequeño deterioro.
En cuanto a las librerías, sólo quedan escasos ejemplares a la venta en Proteo, Rayuela, Q-Pro Quo, Renacer, Diocesana y Áncora (Málaga); Teseo (Fuengirola); Polifemo (Madrid); Yerma y Lonja (Vélez-Málaga); Céfiro (Sevilla); Lucena y Machado (Coín); Loto (Alhaurín de la Torre); Dumas (Ronda); San Miguel (Olvera); Márquez (Osuna); y Beatriz y Betsabé (Écija).
 Los interesados en adquirir alguno de los ejemplares que permanecen en existencias pueden hacerlo por medio del correo electrónico:
 ortiz@olibros.es

lunes, 2 de mayo de 2016

El periodista "Petón" menciona mi libro "España vieja patria" en la radio.

En los momentos previos del acto de presentación de mi libro "España vieja patria" alguien me presentó a "José Antonio Martín". Y, debido a mi consabido despiste, aunque me sonó algo su cara, nos saludamos, sin reconocerlo yo.
Luego oí a otra persona decir: "Es que ha dado la casualidad de que ha llegado de Madrid; nos hemos visto; le he invitado a venir a esta charla y me ha dicho que sí".
A la hora del coloquio, me lanzó una pregunta con una interpelación. Y fue entonces, al escuchar su voz y su manera de expresarse, cuando supuse quién era. Así que empecé la respuesta diciéndole:
-Ahora, al oír tu voz, me parece haberte conocido mejor que por tu cara. ¿Tú eres "Petón"?
Efectivamente, se trataba del ex-futbolista, licenciado en Periodismo, hincha del Atlético de Madrid y famoso locutor y contertulio de los programas deportivos de la COPE José Antonio Martín Otín "Petón"; autor, además, del jocoso libro "Blanco ni el orujo".
En la hermanada cena, se vino con nosotros, manteniendo una intensa tertulia de arrebatador interés sobre Historia Contemporánea.

 Y entre tan sanas y exquisitas viandas, dijo:
-En cuanto pueda, diré algo sobre tu libro en la radio.
-¿Cuándo?
-Cuando pueda.

Dicho y hecho, nada más llegar ayer a Ardales, recibí dos llamadas y un mensaje de amigos que ya habían escuchado en "Tiempo de juego", de la Cadena COPE, a "Petón" mencionarme y mencionar mi libro en los momentos intermedios de después de la finalización del Atlético de Madrid-Rayo y antes del comienzo del Betis-Barcelona. Podéis escucharlo en este enlace, entre los cortes 1:07:47 y 1:09:05:


Sábado 30/04/2016
De 19:00 a 20:30 horas (30-04-2016, Tiempo de Juego)

Escucha la segunda parte del Atlético - Rayo Vallecano, partido de la 36ª jornada de la Liga BBVA. Previa del Betis-Barça.


En la foto de arriba, en uno de los balcones de "El buen trago", Rafael Sánchez Saus, mi esposa Lola, mi hija Mercedes y "Petón". Y en la foto de abajo, de izquierda a derecha: Lola Bravo, Antonio Hoyos, José Manuel Cansino, Javier Compás, Miguel Ángel Loma, Mercedes Valdivia, "Petón", Rafael Sánchez Saus y Francisco Ortiz.

El Duque de Medinaceli en la presentación de "España vieja patria"

A la presentación del libro "España vieja patria", el viernes 29 de abril, asistió de forma anónima el Duque de Medinaceli, don Marco de Hohenlohe-Langenburg y Medina, quien ostenta también el título alemán de Príncipe de Hohenlohe.
Sin que ninguno de los presentes se percatara, estuvo sentado en primera fila, siguiendo con interés las palabras del acto y realizando preguntas en el coloquio.
Tras adquirir el libro y acercarse para que se lo dedicara, fui avisado por una persona de quién se trataba, pues él solamente se identificó como Marco de Hohenlohe. Sin mucho tiempo para pensarlo, vi idóneo dedicarle más o menos estas palabras: "A (...), siendo para mí un honor la presencia en este acto de un noble, de un miembro de esa nobleza que tanto contribuyó a forjar España". 
Buscando en internet, veo, además de sus datos personales en la enciclopeda Wikipedia, sendos reportajes en los periódicos "El Mundo" y "El País", pues hace dos años sucedió en el ducado a su abuela, la 18ª duquesa, doña Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa, fallecida a los 96 años. Don Marco vive en el palacio de Pilatos, situado justo al lado de la Sala La Revuelta, donde di la charla. Preside la Fundación Casa Ducal de Medinaceli y dirige el gran patrimonio cultural de su familia.


 En la foto, el duque de Medinaceli, en primera fila; casualmente sentadas a su lado, las hermanas María Elena y Felisa Lería MacKay y la cuñada de ambas, María Rosa García; detrás, la hija de María Elena. Cuando el duque se marchó caí en la cuenta de que me hubiera gustado echarme una foto con él, pero olvidé avisar a mi hija Mercedes (la fotógrafa).

Enlaces sobre noticias de tan distinguido asistente:

http://www.elmundo.es/loc/2014/07/05/53b69e8f22601dfd528b4586.html

http://elpais.com/elpais/2014/06/13/gente/1402655965_960255.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Ducado_de_Medinaceli

Crónica de la presentación del libro "España vieja patria" en Sevilla



 Javier Compás introduciendo a los intervinientes, Rafael Sánchez Saus y Francisco Ortiz Lozano

El pasado viernes, día 29 de abril de 2016, a las 8 y media de la tarde, tuvo lugar la sexta presentación del libro "España vieja patria"; en esta ocasión, en la hispanísima y mundialmente afamada ciudad de Sevilla. El sitio, la bella Sala La Revuelta, ubicada en un antiguo local de la calle Siete Revueltas, del casco viejo sevillano.

El acto fue posible gracias a la impagable colaboración de la Asociación Cultural Ademán y Club de Debate Melchor de Jovellanos, y especialmente a Juan María del Pino, su presidente, que ya tenía abierto y preparado el local, a plena disposición para la presentación; Antonio Hoyos; Javier Compás; Mercedes Valdivia, que puede decirse que fue quien tomó la iniciativa hace meses y quien organizó la visita y nuestra estancia; Rubén Vizcaíno, que realizó la grabación en vídeo. Sin personas así y con esta disposición gratuita, ¿cómo iba a ser posible darle difusión al libro?

Javier Compás, licenciado en Gegrafía e Historia, gastrónomo, director del Club del Vino y escritor, autor de obras narrativas como "La playa de los alemanes" o "La sala japonesa y otros cuentos", introdujo el acto, explicando los fines de la asociación, presentando al presentador y dándonos a ambos la bienvenida.

Rafael Sánchez Saus (doctor en Historia Medieval, catedrático de la Universidad de Cádiz, ex-decano de la Facultad de Letras de la misma y ex-rector de la Universidad San Pablo-CEU de Madrid), que recientemente visitó Bobastro (Ardales), me presentó y glosó mis anteriores libros de Historia. Y he de decir que jamás imaginé que podría haber alguien que conociera e hiciera un tan acertado análisis no solamente de esas obras, sino que lo lograra con tan elevado acierto en cuanto a los objetivos y emociones que siempre me inspiraron y movieron en mi estudio y redacción. Me sorprendió muchísimo cómo Sánchez Saus conoce al detalle cada capítulo, cada razonamiento, cada argumento, cada línea de mis libros. Y no sólo desvaneció la amargura que siento como cada autor cuando nota que no se le da suficiente brecha de atención, sino que supuso todo un empujón de ánimo y de reconocimiento, al calificarla. Me enorgullecí; sinceramente, sana y humildemente. Sobre "España vieja patria" llegó a decir que si en lugar de escribirlo un autor como yo, desconocido en el mundo del negocio editorial, lo hubiese escrito alguien de renombre y famoso en los medios, aun siendo, repitió, exactamente el mismo libro, sin cambiarle ni una coma, habría tenido una repercusión inimaginable. Por último diré que volvió a calificar mi labor de "hercúlea", por cuanto implica de estudio, trabajo, recopilación, uso de fuentes originales, cotejo y redacción.

En cuanto a mi intervención, más o menos fiel al guión seguido en las anteriores, no fue de todo mi agrado, pues, preocupado inconscientemente en no alargar el tiempo, olvidé referirme a tres aspectos indispensables, muy ilustrativos y que habrían sido de gran amenidad para el público; no supe eliminar lo superfluo; olvidé enlazar razonamientos; y a veces olvidé las conclusiones que pretendía.

Seguidamente, Rafael Sánchez Saus me realizó una serie de preguntas sobre los aspectos que más le habían llamado la atención, gustado o creado dudas sobre "España vieja patria", en un debate a dos, que me encantó.

Luego, el público asistente realizó una serie de comentarios y preguntas interesantísimas, para cuya respuesta adecuada sólo lamenté no disponer de más tiempo; pues, para explicar bien, hay que argumentar y demostrar los datos.

Finalmente se produjo la firma de ejemplares.

Fue para mí un orgullo la presencia y el aplauso de todos los asistentes, queriendo hacer mención especial a:

-Fernando de Artacho y Pérez-Blázquez, licenciado en Derecho, abogado y diplomado en Genealogía y Heráldica por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, presidente de la Academia Andaluza de la Historia y de la Asociación Iberoamericana de Genealogía y Heráldica, así como autor del libro "El amirante Mediohombre" (2015). Distinguido en 2014 con el IV Troféu Heráldico de Lisboa.

-El Duque de Medinaceli, sobre quien trataré en una entrada aparte.

-Antonio Urzaiz Gutiérrez de Terán, profesor y secretario de la Fundación San Pablo CEU de Sevilla, otro de los "expedicionarios" a la Mesa de Villaverde de Ardales la semana pasada, y que me trajo su ejemplar de mi libro "Bobastro, la ciudad de la perdición", para que se lo dedicara.

-El famoso periodista y tertuliano deportivo José Antonio Martín "Petón", al que me referiré en otra entrada.

-Un grupo de ardaleños, oriundos y familiares de ardaleños, aunque vecinos de Sevilla desde hace muchos años, pertenecientes o amantes del mundo de la Cultura, incluso con estudios y tesis referentes a la historia y al arte de la Edad Media. Conforme fueron llegando, pude ir saludándolos con gran alegría: Felisa Lería MacKay, la religiosa de la Caridad Sor Ana Chamizo Domínguez (acompañada por otra hermana de la orden), Manuel Cañete Caro, Dolores Bravo Ruiz, María Elena Lería MacKay, una de sus hijas, y María Rosa García Fernández, viuda de Segundo Lería MacKay.

-Y viejos y entrañables amigos sevillanos, como Miguel Ángel Loma, abogado; Antonio Hoyos, restaurador; José Manuel Cansino, profesor titular de Teoría Económica y Economía Política de la Universidad de Sevilla, así como autor de numerosos artículos publicados en revistas universitarias y de varios libros, como "La economía fingida" y "La eficiencia del sector público".

Ya tarde, cerca de las 11, fuimos invitados a una exquisita cena, a base de riquísimas raciones y un vino superior en "El buen trago", Cuesta del Rosario, esquina con Jesús de las Tres Caídas, opíparamente servidos por su joven propietario y asistente al acto, Antonio Hoyos.

Aun sin la lluvia en Sevilla, sin duda una pura maravilla, se completó una visita de lujo, visita ya a nivel familiar, el sábado día 30.
Momentos previos:

 Con José Manuel Cansino, Antonio Urzaiz, Manuel Cañete, Sor Ana y Mercedes Valdivia.


 Con Fernando de Artacho, Sor Ana Chamizo y las familias Lería y Cañete
Acto.









Coloquio a dúo del final:

 

El libro "España vieja patria" en "XYZ", de Sevilla

Entrevista en el periódico digital "XYZ", de Sevilla:

http://xyzediciones.com/francisco-ortiz-lozano-espana-se-encuentra-hoy-una-gravisima-encrucijada/

 

jueves, 28 de abril de 2016

Libro "España vieja patria" y entrevista en Sevilla

Este viernes, día 29 de abril, a las 8 y media de la tarde, en la sala "La Revuelta", calle Siete Revueltas, número 33, de Sevilla, es la presentación de mi libro "España vieja patria" en dicha ciudad. Será introducida la charla-coloquio por el catedrático D. Rafael Sánchez Saus.

Están invitados los medios de comunicación, de entre los cuales, el periódico digital sevillano "XYZ" me ha realizado una entrevista, que espero ver publicada muy pronto.
El enlace es el siguiente:

http://xyzediciones.com

Para ver el enlace, si no se abre al pincharlo, seleccionarlo recorriéndolo con el botón izquierdo del ratón pulsado, pulsarlo con el derecho y elegir "Abrir enlace".


domingo, 24 de abril de 2016

Presentación de "España, vieja patria" en Sevilla el viernes 29 de abril

Después de las presentaciones del libro "España vieja patria" en Málaga, Ardales, Cabra (Córdoba), Cieza (Murcia) y Barcelona, 
la sexta será en: Sevilla.



Fecha: Viernes, 29 de abril de 2016.
Hora: A las 8 de la tarde.
Lugar: Sala "La Revuelta", en calle Siete Revueltas, 33.
Organizan: la Asociación Cultural La Revuelta y el Club de Debates Melchor de Jovellanos.
Presenta el acto: Rafael Sánchez Saus, catedrático de Historia Medieval.

http://laredvuelta.com/event/presentacion-del-libro-espana-vieja-patria/

VISITANTES DE LUJO EN BOBASTRO

Ayer sábado, 23-4-2016, tuve el honor de servir de guía a un grupo de profesores universitarios de Sevilla en la basílica, el alcázar y casi todos los recovecos de ese gran conjunto monumental que tenemos en Ardales: las ruinas de Bobastro. Sólo nos faltaron por ver el recinto rupestre de la Cueva de la Reina y algunos aljibes y entalladuras de las terrazas que dan al sur.

En el grupo venía alguien al que tengo especial cariño y que siempre ha tenido el detalle de declarar públicamente su aprecio por mis libros de historia medieval: Rafael Sánchez Saus, catedrático de Historia Medieval y que ha sido Decano de la Facultad de Historia de la Universidad de Cádiz y Rector de la Universidad San Pablo CEU de Madrid. Él va a ser, precisamente, quien me presente, con todo orgullo por mi parte, en la conferencia sobre mi libro "España, vieja patria" del próximo viernes, día 29 de abril, en Sevilla.
No quiero olvidarme de las facilidades y cordial colaboración de los trabajadores del patrimonio municipal, Isabel Berrocal, Joaquín Sánchez, Lidia Berrocal y Cristóbal Baeza, a quienes agradezco, una vez más, su simpatía y atenciones a mi persona.
En la foto, el grupo de profesores, conmigo, ante la basílica; Rafael Sánchez Saus es quien se encuentra a mi lado y con un sombrero en la mano.

martes, 19 de abril de 2016

Presentado el libro "España, vieja patria" en Barcelona

Gracias a la invitación del profesor barcelonés Manuel Parra Celaya y a la Hermandad del Frente de Juventudes, que cedió el local, pudo ser presentado mi libro "España, vieja patria" en la españolísima y amada ciudad de Barcelona.
Las palabras introductorias del profesor Parra Celaya fueron magistrales, pues glosó, con rigurosa carga intelectual y también muy emotiva, los aspectos que traía subrayados del mismo, previamente leído (algunos de cuyos fragmentos cito después de las fotografía, como una nueva y valiosa OPINIÓN sobre "España, vieja patria").
Tuve la suerte de que asistieran unos amigos, vecinos de Cataluña, muy relacionados con Ardales y seguidores de mi obra, como Francisco Real, su esposa, la catalana Mari Cinta, y Manuel García.
Fue para mí un gran honor conocer en persona, y firmarle los dos ejemplares que adquirió, a mi admirado Francisco Caballero Leonarte, graduado social, en estudios sindicales y en cooperativismo, de quien leí lúcidas publicaciones desde el año 1975; es decir, que he podido estrechar por primera vez su mano 41 años después de conocer su obra.
Después de la charla, Manuel Parra, junto con su esposa, también profesora, nos sirvió a mi familia, a mis amigos y a mí de guía de lujo por el "Barri Gòtic" de la capital catalana.
Fotografías: departiendo con Caballero Leonarte; intervenciones del profesor Parra Celaya y mía; parte del público asistente durante la charla y después de la misma; firma de ejemplares al citado Francisco Caballero.





 Fragmentos de la intervención del profesor Manuel Parra Celaya:

“Francisco Ortiz Lozano nos ofrece a los catalanes y a todos los españoles una joya en forma de libro: ‘España vieja patria’, donde se puede observar, no solo su fecunda labor como historiador, sino ese amor y ese dolor de España del que os hablaba (...).

Se trata de un libro incómodo para la corrección política nacionalista o entreguista (...); rechazado por alguna distribuidora (...) por tener “un título y una portada agresivas”; agresivo citar a España como patria y que se haga ostentación de los colores de la senyera o senyal reial que Jaime I concedió en 1239 a Daroca, junto con el denario de plata con la alegoría de Hispania del emperador Adriano; me imagino que también ha sido considerado políticamente incorrecto que, en la contraportada, nos observe un toro de Miura, símbolo ancestral de España y de la propia Europa (...).

He señalado varias veces que el llamado problema catalán no es más que una manifestación concreta del problema de España, del que solo voy a referirme ahora a ese cuestionamiento del ser de España, que llega hasta su deconstrucción  actual (...).
Ya desde la redacción de la actual Constitución, se advirtieron los titubeos, los miedos, las cobardías, que motivaron la excelente exégesis de Julián Marías, que se recoge en el libro (pág. 27) (...).
También sucede este cuestionamiento en el mundo del pensamiento, desde antiguo, hasta el punto de que existe un debate inimaginable en otras naciones europeas, como también podemos observar en las páginas de este libro (págs. 10-11-12) (...).
Y, sobre todo y más tristemente, este cuestionamiento tiene lugar entre los españolitos de a pie, a quienes se les ha hurtado nuestra propia historia desde las aulas escolares, con la ocultación, desprestigio (supuesta desmitificación), tergiversación, manipulación y visiones sesgadas y localistas; esto último, especialmente, desde que a los políticos de la Transición se les ocurriera entregar la educación a las comunidades autónomas (...). Así, los niños y jóvenes –y una gran parte del pueblo español- son completamente analfabetos en historia. Y los mayores, muchos de nosotros acaso, la hemos olvidado...
Vemos, por ejemplo, que la España visigótica no existe, sencillamente, en los libros de texto escolares; en este libro, nuestro autor le dedica un capítulo completo, el once, con más de cien páginas dedicadas a estudiar este crucial momento de la historia (...).
O el antiguo mito de la época de oscuridad que representó la Edad Media, prontamente rebatido por Francisco Ortiz; o el interesado olvido del papel del catolicismo en la persistencia de la unidad y de la razón de ser de España (...).
Todo ello y mucho más lo encontraremos en las páginas del libro que presentamos ahora, que no es, por supuesto, un libro escolar, sino una imprescindible obra de consulta, producto de una labor de investigación de muchos años, a partir de las fuentes originales: cada afirmación viene sustentada, a pie de página, por el documento correspondiente.
Por supuesto, que nadie espere encontrar un enfoque de exaltación patriotera, a la manera del supuesto nacionalismo español decimonónico, tan contrario a la propia esencia española. Si Ortiz derriba los mitos secesionistas de forma documentada, también lo hace con las visiones que han puesto un españolismo folclórico por encima de la españolidad. Se reafirma en sus páginas aquella certera aseveración joseantoniana de que la palabra España siempre tendrá mayor significación que la frase ´nación española´, y, de este modo, comprobaremos, por seguir con los ejemplos, que España (Hispania, Espanna) fue, durante los ocho siglos de la reconquista, además de un lógico referente geográfico para propios y ajenos, un recuerdo dolorido, el de la unidad perdida, y un proyecto, el de la recuperatio Hispaniae (pág. 473), presente siempre en medio de las luchas civiles, de las disputas entre reinos cristianos y entre las ambiciones y miserias humanas.
Entre los muchos puntos de interés que encierra esta historia de la España antigua y medieval, os encarezco la atención de los siguientes: las numerosísimas referencias al concepto político de España que se contienen en códices y crónicas medievales (...); todos ellos coincidentes en la existencia de una España, que unos consideran perdida y recuperable (...); la coincidencia de todos los reinos cristianos en considerarse españoles, en los balbucientes dialectos románicos que se llamarían después castellano y catalán (en este aspecto, no he podido evitar un cierto escalofrío al leer el documento que se refiere a la batalla a la batalla de las Navas de Tolosa, en 1212: “Apartóse con los de Aragón et portugaleses et gallegos et asturianos, et díxoles así el rey don Alfonso: ‘Amigos, todos somos espannoles; et entráronnos los moros la tierra por fuerça’”); el absurdo histórico de la secesión de Portugal (al que Salvador de Madariaga, por cierto, llamaría con todo respeto error de la historia); las consecuencias de la división entre reinos y condados españoles y sus luchas intestinas (repetido tristemente en nuestra historia); la españolidad de la Marca Hispánica, frente a los absurdos históricos de invención reciente; la lista maravillosa de uniones de reinos (Castilla y León, 1230, Aragón y Cataluña, 1164), hasta culminar con la recuperación de la unidad bajo los Reyes Católicos, por las buenas o por las malas... Se recogen, brevemente, el testamento de Isabel la Católica, el consejo de matrimonios mixtos en América, la españolidad constante de los vascos, la reivindicación de España por intelectuales o el rechazo del supuesto genocidio americano.
Un epílogo nos introduce en los siglos XVI y XVII; solo nos introduce, para desesperación de este apasionado lector y con súplica al autor de que continúe su labor histórica en otras obras posteriores; el título de este epílogo no puede ser más sugerente: Y los últimos siglos: unidad e hispanidad
Finalmente, no puedo dejar de mencionar otra complicidad de Francisco Ortiz con todos nosotros: la que encontraréis en el último y breve capítulo de Addenda, con el título de Catalonia is Spain, con diferentes artículos del autor sobre nuestra tierra (...) hasta el titulado Cataluña es mía: quisiera haber tenido delante a Francisco Ortiz Lozano en el momento en que lo leí por primera vez para darle un abrazo, que, por fin, puedo darle personalmente en nombre de todos vosotros. Muchas gracias”.
 
 

Presentado el libro "España, vieja patria" en Cieza (Murcia)

El fin de semana pasado se presentó mi libro "España vieja patria" en Cieza y en Barcelona.
La presentación en Cieza fue fruto de la amabilísima colaboración del profesor Eduardo López Pascual, que introdujo al autor, y de la "Asociación Cultural Pueblo y Arte".
Tuvo lugar en la sala de reuniones y audiovisuales de la biblioteca municipal Padre Salmerón, en el antiguo convento de esta ciudad.
De entre el público asistente, Eduardo me invitó a saludar a algunas autoridades municipales y miembros de la asociación (una profesora, un médico, un teólogo, un poeta...).
La presentación, gracias a López Pascual, tuvo eco en el semanario "El Mirador de Cieza", en la televisión "Telerred" (que grabó el acto) y en la emisora de radio local.
Fotografías: momentos previos; intervención de López Pascual; intervención del autor; parte del público asistente; entrega de un diploma a Francisco Ortiz por parte de "Pueblo y Arte"; y firma ejemplares.